fbpx

[SUPER GUÍA] Mejor freelancer, mejores clientes

Tiempo de lectura normal:

9 minutos

Gastar dinero es muy fácil. Pero gastar más de lo que facturas mes a mes, es aterrador. Por eso debes tener un control de tus gastos y proyectar tus entradas de dinero en relación a ellos inicialmente. Una vez tus entradas de dinero sean recurrentes, trabajar por más para plantearte otros objetivos.

Siempre he sido freelance, no por el hecho de que mi trabajo sea gratis (muy por el contrario, mi precio es alto) sino por la libertad de poder mover mi campamento base a cualquier lugar donde me sienta cómodo.

He preparado esta SUPER GUÍA para freelancers, porque muy por encima de mis conocimientos sobre marketing, quiero enseñarte a ser un mejor profesional independiente, a que te sepas vender mejor y que también seas el mejor.

 


 

Todo lo que sale de tu boca es simplemente lo que hay dentro de ti. Todas las malas experiencias que has vivido con tu cliente se deben a tu falta de competitividad y gestión en la solución de un problema. El cliente no tiene la culpa. ¡Discúlpame si estoy siendo un poco rudo!, pero realmente mi objetivo es potenciar tus habilidades, y sobre todo, las personales.

Tu éxito no radica en lo bien que manejas las herramientas técnicas de tu trabajo, y sí, en lo bien que te manejas como persona.

Para ser un MEJOR FREELANCE tienes que cambiar tu pensamiento.

A partir de hoy, te invito que comiences a ver desde otra perspectiva (una visión positiva) a tu cliente o futuros clientes. Ellos serán lo que tú eres.

1. ¿Quieres un buen trato de tu cliente? Bríndale lo mejor de ti, hazlo sentir especial, demuéstrale que no existe una mejor opción en el mercado que estar trabajando contigo, soluciona sus problemas y establece un alto compromiso con su proyecto.

2. ¿Quieres que tu cliente te pague por lo que cobras? Entonces empieza a darte tu propio valor, eres tú el que sabe el precio de los servicios que ofreces, simplemente, confía en tu potencial y trasmite esta misma confianza a tu cliente para que él perciba que está trabajando con el mejor, y no, con un profesional que no confía en sí mismo.

3. ¿Quieres mejores clientes? Debes ser un mejor profesional. Capacítate, trabaja en derribar tus propios límites y se lo suficientemente humilde para reconocer tus errores y trabaja en mejorarlos.

4. Comunica, comunica y comunica. No sabes lo felices que son mis clientes cuando los llamo para preguntarles como han sido sus resultados después de haber trabajado conmigo. Son felices también, cuando constantemente les informo los avances que ha tenido el desarrollo de su proyecto. Comunicar es la clave de una buena relación, es como el matrimonio, si no existe comunicación, no existe una sana relación.

El hecho es, que no puedes tener mejores clientes o mejores proyectos si no eres un mejor freelance, un mejor profesional.

Cómo comenzar como profesional independiente

Tomar la decisión de ser un profesional autónomo o freelance, es un paso que requiere coraje, determinación, y sobre todo, muchas ganas. Probablemente te haga sentir emocionado, intimidado o un poco aterrado, pero eso es totalmente normal.

Al principio pensaba cosas como: “Y si no logro captar clientes“, “Si no doy la talla como profesional“, o simplemente me daba terror reunirme con algún cliente. Pasa muy a menudo tener esa sensación de inquietud agobiante. Te cuento que cometí muchos errores al principio, uno de ellos, y común en la mayoría de los freelancers, es: DECIR SÍ A TODO TIPO DE CLIENTES O PROYECTOS.

Este error me costó varios años de sufrimiento, sin caer en el drama, pues llegué a un punto de odiar lo que hacía. Cada proyecto que se cruzaba en mi camino lo tomaba, sin evaluar el tipo de cliente, los riegos y hasta por precios muy bajos. Si desde el principio hubiera sabido decir NO a algunos clientes, me hubiese ahorrado más tiempo, menos dolores cabeza y hasta hubiera ganado más dinero.

Hoy, puedo darme el lujo de establecer mis propias reglas, de elegir con quién trabajar o no, y no porque esté forrado de dinero, sino porque simplemente trabajo porque me gusta y con quien me gusta.

Este dolor de cabeza también era provocado por mí mismo, pues en mi propuesta de servicios, tenía muchas opciones para cada tipo de cliente, a veces tomaba proyectos que no eran de mi especialidad y terminaba pagando los platos rotos. En mi web y portafolio de servicios, ofrecía servicios de impresión, y esto, no lo manejaba ni un 30% como mi especialidad. Los resultados eran fatales.

El ser freelance, no se trata sólo de tener buenas ideas y habilidades, lo más importante es cómo venderte a ti mismo y tu forma de conectar con el cliente.

No tengas miedo, simplemente confía en tu potencial y deja que las cosas fluyan por sí solas. Echándole ganas y generando las oportunidades que quieres tener, llegarás a cumplir tus metas. Revalúa tu propuesta de servicios y ofrece sólo los que sean de tu especialidad, aquellos que amas a hacer, créeme, ofrecer más, no te hará ganar más dinero. Diferénciate de tu competencia con lo que mejor sabes hacer.

Crea un contrato de servicios que se ajuste a tus necesidades y te proteja de aquellos clientes que se quieran pasar de vivos. Este contrato también te ayudará a proyectar una mejor imagen de tu trabajo.

Cinco elementos esenciales para empezar:

Aspectos Claves para dar inicio a tu carrera como freelance

1. Equipos

¿Tienes todo lo que necesitas para hacer tu trabajo? Y no estoy hablando de que tengas equipos Apple o un iMac de 27”, la Suite de Adobe totalmente de pago y una conexión a internet de 200Mbs. Aunque son necesarios, debes tener tus equipos de trabajo en buenas condiciones. Tener un buen escritorio donde organizar tus ideas y una silla ergonómica y cómoda. Si sabes que tienes que invertir en ello, no escatimes esfuerzos, hazlo ya. No serán gastos, serán inversiones para tu negocio.

2. Inspiración

El hecho de que seas freelance no quiere decir que vas a trabajar en cualquier cafetería de diseño o un Starbucks, incluso trabajar en la cocina de tu casa ¿verdad? Claro que se puede, sin embargo, como emprendedor, necesitas un espacio de trabajo inspirador, pues esté tendrá un mayor efecto sobre tu productividad. Puedes usar carteles, fotos, plantas, entre otros. Elige detalles que te hagan sentir bien en tu espacio.

3. Organización

Vas a necesitar un sistema para hacer seguimiento de todo lo referente a tu negocio: clientes, presupuestos, facturas, plazos de entrega. Lo mejor es trabajar con una herramienta que te sea cómoda, por ejemplo: Yo uso Meistertask, pero si no te gustan las aplicaciones digitales, puedes usar una agenda y llevarla al pie de la letra.

4. Autopromoción

Debes hacer algo de ruido para hacer saberles a tus futuros clientes de tu disponibilidad. Elabora una estrategia de venta y apasiónate en hacerle saber a tus clientes la importancia de trabajar contigo. Esto es un proceso constante, mantener la relación con tus clientes y buscar nuevos proyectos.

5. Impuestos

Muchos no le dan importancia al asunto de pagar tus impuestos. Al principio, tal vez por tu flujo de facturación al principio no sea necesario declarar impuestos en tu país, pero con el aumento de tu flujo de caja, debes hacerlo.

Construye tu carrera como freelance

El trabajar de forma independiente es un proceso de mucho ajetreo, es decir, la autopromoción y la constante reinvención nunca paran. Debes trabajar en promover tus habilidades tanto como puedas y de forma coherente.

A mí me costó mucho esta parte de la autopromoción, pues no sabía quién era y qué quería ofrecer, y sólo estos dos enigmas, pueden costarte años de tu carrera hasta el punto en que los descubras.

A lo largo de estos años como freelance, pude desarrollar muchas habilidades como profesional y como persona, pero la más importante de todas es que aprendí a ser yo mismo, lógicamente he tenido excelentes referencias que me ayudaron a dirigir lo que quería hacer y a lograrlo, pero como freelance, debes encontrar tu propio camino y ser tú mismo, porque a final de cuentas, éste será tu diferenciador de los demás.

Quieres facturar más, ganar más y llegar a más personas, pero para eso debes trabajar en tí mismo primero. Para que tu negocio sea rentable y sostenible debes cuidar a la persona que lo hace funcionar: ¡TÚ! Por eso quiero hablarte de los proyectos personales.

Los proyectos personales pueden salvarte de las horas de estrés y cansancio que te pueda generar tu trabajo, tu empleo o aquello que te está deteniendo de dar el paso hacía tu independencia. Yo también fui empleado, y a pesar de ser freelance, también fui esclavo de mí mismo, hasta que, emprendí mi primero de tantos proyectos personales: mi blog y mi marca personal. Los proyectos personales pueden ayudarte a ampliar tu visión y tus habilidades. Crear y trabajar en uno, te ayudará a empezar a descubrir tu verdadera pasión, es como encontrarse uno mismo. Quizás seas contador, pero lo que quieres realmente ser es Artista Culinario, entonces, en paralelo a lo que haces, desarrolla un plan y ejecútalo, hazlo, atrévete y que nada te detenga.

Otro punto clave para construir tu carrera como freelance son los contactos, es decir, tu capacidad de hacer networking con otros independientes, que no necesariamente debes verlos como tu competencia, también pueden ser un apoyo si decides conocerlos y generar ideas, proyectos en común, aprender de ellos y establecer relaciones ganar-ganar. Reunirte con ellos, conocerlos a través de redes sociales o en un evento, te hará sentir que no estás sólo.

Fue este uno de los objetivos primordiales por los que decidí compartir mi experiencia a través de este curso, ayudar a otros y hacerles ver que no están solos.

Ser freelance es sinónimo de flexibilidad en el tiempo

Esta frase nos hace pensar que podemos trabajar en pijamas o trabajar las horas que queramos, y es cierto en parte, pero en realidad no es así del todo. Imagina que decides ser freelance definitivamente, pero todos los días te levantas tarde y el tiempo pasa tan rápido que al final del día te das cuenta de que no hiciste nada por tu negocio. ¿No es frustrante?

Ser freelance te da flexibilidad en el tiempo, pero también debes organizarte para producir ingresos en tu negocio. Personalmente, soy de las personas que se puede acostar tarde o durar toda una madrugada desarrollando una idea o proyecto hasta no verlo culminado y ser feliz, y después de esto, si decido dormir todo el día siguiente, lo hago, pero estoy tranquilo por haber culminado. Si decido irme de viaje, también puedo hacerlo, tranquilo por haber dejado mis tareas pendientes, realizadas. Se trata de un compromiso contigo mismo, a fin de cuentas, tu mayor competencia eres tú. Una competencia que mide que tanto puedes hacer, dar y generar.

Me levanto todos los días como si de un empleo se tratara y me visto de tal forma para la ocasión, pues me gusta visualizar mi carrera como independiente desde un punto de vista más empresarial y menos hogareño.

Ser freelance, no necesariamente debe verse como trabajar desde tu casa, puedes hacerlo desde una cafetería que te guste, desde espacios de coworking en tu ciudad, desde un destino turístico que escogiste para despejar tu mente, donde sea, pero que tu enfoque esté preparado para obtener resultados. Debes salir para interactuar con el mundo exterior y por consiguiente, mantenerte inspirado.

Si estás inspirado y cómodo contigo, estarás más propenso a producir excelentes resultados.

Cinco errores que como freelance tal vez estés cometiendo

Estos errores pueden estar costándote dinero, clientes o cordura

1. Gastar más de lo que facturas

Gastar dinero es muy fácil. Pero gastar más de lo que facturas mes a mes, es aterrador. Por eso debes tener un control de tus gastos y proyectar tus entradas de dinero en relación a ellos inicialmente. Una vez tus entradas de dinero sean recurrentes, trabajar por más para plantearte otros objetivos.

2. Time Out

Date un tiempo para tí, bien sea, para descansar, disfrutar un buen café, una charla con amigos o familiares, recorrer la ciudad en cicla, ir a un restaurante diferente o al cine, viajar, etc., lo importante es que descanses de la rutina diaria y hagas descansar tu mente. Encuentra algo que impulse tu creatividad a través de los cortos o los largos descansos que puedas darte.

3. Tu sitio web

Si eres freelance y no tienes presencia en internet, estás perdiendo muchas oportunidades y dinero. ¡Es hora de crearlo! Y si lo tienes y no lo mantienes actualizado, puede proyectar una mala imagen de tus servicios como profesional. Asegúrate de que tu sitio web sea relevante, funcional y actualizado.

4. Saber cuánto ganas

¿Recuerdas cuál fue tu margen de ganancias el mes pasado? ¿El año pasado? ¿Cómo van esos números, bien o mal? ¿Cuánto necesitas ganar este mes para equilibrar tu negocio? Si no puedes responder estas preguntas, es hora de detenerte y centrarte en crear un control de ingresos y egresos mensualmente. Tan fácil como anotarlos en tu agenda, como para comenzar.

5. Cuídate

Asuntos tan triviales como comer, dormir y cambiarse de ropa pueden ser descuidados si te tomas esto a la ligera, especialmente si trabajas desde la comodidad de tu casa. Cuidar de ti mismo desde ya, te garantiza un mejor desempeño en todas tus labores y te hará sentir más estable. Cuida tu alimentación, la cantidad de horas que duermes, la cantidad de agua que tomas, las veces que vas al gimnasio o haces alguna actividad física.

 


 

Espero que esa SUPER GUÍA haya complementado mucho más las ganas de emprender que tienes y el ánimo para seguir adelante en tu profesión como freelance.

Tengo plena certeza que vas a empezar a colocar en práctica cada uno de los consejos que te doy en este ebook, pues parten de mi experiencia como freelance y te ayudarán a evitar muchos errores que cometí cuando decidí asumir este reto.

¿Te gustó?
Compártelo con tu comunidad

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Hola!
Soy Alvaro

Tenemos muchas estrategias que crear juntos para construir el negocio que deseas.

También te puede interesar

Clase en vivo

Otros artículos del blog

Deja tu comentario